Primeros 25 años del Patronato Musical Aguileño

Hace ya más de veinticinco años, un grupo de amantes de la Música presididos por Don Anibal Aullón Paredes (Director de la extinta Banda Municipal), decidieron reunirse y crear un Patronato con el fin de formar una nueva Banda de Música ya que el pueblo de Águilas llevaba más de diez años huérfano de Música.

Con ese fin, nació el Patronato Musical Aguileño Francisco Díaz Romero, llamado así en merecido reconocimiento por la labor docente que este Maestro director llevó a cabo durante casi cincuenta años entre la juventud de Águilas.

Rápidamente se gestionó la contratación de un profesor que educase a un grupo de niñas y niños que se apuntaron a aquel incipiente Patronato animados por sus padres, maestros y amigos.

Recuerdo aquel primer día como si fuera hoy, la Academia del Patronato estaba en la calle Esparteros en el local que hoy ocupa un mesón típico de tapeo, parecía más un garaje arreglado, que una escuela de Música, techos de uralita (que frío en invierno y que calor en verano), bancos de madera, fotografías antiguas, el señor Don Diego (conserje que rápidamente nos adoptó a todos) y un señor mayor regordete y con boina que nos enseñó esa semana lo que era Música, las líneas y los espacios y lo que era un pentagrama. Más adelante descubrimos que este señor era el señor López, clarinetista de la antigua Banda y gran músico apreciado por todos los aguileños.

La siguiente semana, cual fue nuestra sorpresa cuando vimos que habían cambiado al profesor, las chicas comentaban: Este es más joven, los chicos: es muy serio y tiene bigote.  Este profesor, fue el que siguió con nosotros el resto del curso y el que nos llevo a todos a hacer una redacción sobre el instrumento que más nos gustaba (Yo elegí la flauta, que iluso). Solía venir con una moto desde Lorca todas las semanas un par de veces para darnos clases de Solfeo y se llamaba Juan , Juan Rojo García, el que al cabo de veintipico años es nuestro actual director.

 Cuando ya nos habíamos amoldado a Juan y ya existía una mediana confianza, aprobó sus oposiciones para suboficial de la Armada y nos dejo. Pero la Armada, que nos había quitado un profesor, nos dio otro, Don Vicente Abad Herráiz.

D. Vicente Abad Herráiz.

Cuando llegó Don Vicente, todos habíamos elegido ya instrumento, pero él, nos miraba y decía: tú tienes cara de trompeta, tú con esos labios vas a tocar muy bien el trombón y tú la flauta, de manera que Don Vicente hizo una nueva distribución de aquellos antiguos instrumentos.  Entonces empezó la fiebre de los instrumentos. Don Vicente se trajo a varios profesores que le ayudaron con las clases, el señor Bartolo, el señor Perales, el Maestro José «el churubito».

Este fue el momento de recuperar algunos de los músicos de la anterior Banda de manera que al unirse con los nuevos chicos y chicas se consiguiera un grupo homogéneo, y entonces conocimos al señor Paco «el Jali”, a Lorenzo, Alonso, Octavio, García Mengual y a Pedrito, que fue el que me enseñó a hacer las cuatro primeras notas del saxofón y al que siempre se lo agradeceré pues yo no había visto un saxo ni en fotografía.

Y comenzaron los ensayos en la primavera de 1978, pensando en que para Noviembre (Santa Cecilia) ya podríamos tocar algo, pero como se acercaba el verano y nuestro pueblo se llena de aguileños que viven fuera durante el resto del año, se decidió organizar un festival benéfico que serviría de presentación oficiosa a la Nueva Banda de Música y la junta directiva escogió el sábado 5 de Agosto. En el intermedio de este festival se presentó la Banda que interpretó: el Vals de los Caballitos, Clavelitos y el pasodoble de Don Francisco Díaz Romero «La Batalla de Flores”, que según algunos músicos mayores fue el primer pasodoble que también ellos tocaron.

Lo que ocurrió a continuación es difícil de expresar con palabras, las personas mayores, hombres y mujeres, abrazaban y besaban a Don Vicente y a los músicos llorando de alegría por haber recuperado lo que nunca debieron perder, la gente piropeaba a los chicos y chicas diciéndonos que éramos los más guapos y los mejores y hasta algún músico mayor, soltó también sus lagrimitas.

Primera actuación de la Banda, día 5-08-1978.

Mas tarde, en el mes de Noviembre, y con motivo de la celebración de Santa Cecilia se hizo la presentación oficial, ya con uniformes nuevos y gorras (muy al uso en aquellos años) y con un estandarte nuevo (desgraciadamente desaparecido).

Presentación Oficial de la Banda de Música 26-11-1978.

La presentación oficial tuvo lugar en el cine Calablanca a las 13´00 horas del día 26 de Noviembre de 1978 y en esa ocasión interpretamos: Clavelitos, El Silencio, Cantos populares y La Tuna pasa, obras que fueron acogidas con fervor por el numeroso publico asistente al acto.

Después de esto vendría la incorporación a la Banda de Pepe «el de la botica», de Bernabé (que Dios tenga en su gloria) y el comienzo de una serie de actuaciones por toda España, a resaltar todas las efectuadas en diversas poblaciones de la Región Murciana (a destacar el Concierto en el Auditorio de Murcia y su actuación como Banda invitada al Certamen Nacional de Bandas de Música), en Valencia, con ocasión de las Fallas, en festivales de Bandas en Godella y Bétera y la brillante y aplaudida participación en el Mestalla en el partido Valencia-Deportivo de la Coruña (primera y única Banda de Música de fuera de la comunidad Valenciana que ha actuado en este estadio, de momento), en Ibiza, con motivo de sus fiestas patronales (un viaje del que guardaremos un recuerdo imborrable todos los que tuvimos la suerte de compartir) en Madrid, con ocasión del homenaje a Paco Rabal en el programa Estudio Abierto y también para participar en TVE en dos ocasiones en Gente Joven, en Pamplona,para participar en las jornadas” Viva la Banda” junto a Bandas de la categoría de la Unión Musical de Liria y su Banda Juvenil , interpretamos un concierto memorable en el Teatro Gayarre, donde la Banda tuvo que repetir el pasodoble” Honrando a Navarra” ante la insistencia de un publico entregado), en Sevilla, para colaborar en el día de Águilas en la Expo 92, en Galicia para la participación en el Festival de Bandas de Cambados, y también las innumerables actuaciones en pueblos de la comunidad Andaluza, siempre representando muy dignamente y con orgullo al pueblo de Águilas.

Las actuaciones en nuestro pueblo nos llevaría muchísimo tiempo enumerarlas, pues la Banda a lo largo de estos 25 años, siempre ha estado ligada a todo tipo de actos culturales, benéficos, sociales, deportivos y religiosos.

Actuaciones de la Banda Titular en la tradicional Serenata a la Virgen de los Dolores y en el Concierto de fin de Milenio. Todo esto bajo la supervisión de los diferentes Maestros que han llevado la batuta durante estos 25 años: Don Vicente Abad Herráiz (1), Don José Javier Ricart Fonts (2), Don Federico Pando Vielva (3), Don José Luis Llorca Cáceres(4) y Don Juan Rojo García(5).

Otra ocasión que me trae buenos recuerdos es la inauguración de la nueva Academia (ya no tan nueva), por la que tanto trabajamos directores, profesores, músicos y directivos y que se nos está quedando pequeña por la masiva afluencia de jóvenes aguileños y también algunos adultos.

También la donación de un instrumental nuevo por parte de Don Alfonso Escámez, fue un motivo de gran alegría para toda la familia musical del Patronato, lástima que no existan unos cuantos Don “Alfonsos” más, pues tenemos muchos más chicos que instrumentos, aunque todas las directivas siempre han tenido un gran interés en ir renovando el instrumental y también en incorporar nuevos instrumentos a la agrupación, cosa que se va haciendo poco a poco por el enorme coste que supone la adquisición de los diversos instrumentos musicales, desde aquí hago un llamamiento a empresarios, autoridades o particulares a que colaboren con el Patronato en la medida que sus posibilidades les permitan y que hagan realidad el sueño de muchos niños y niñas de poder formar en las filas de nuestra Banda (como reza el Himno del Patronato).

Pero para mí también supuso uno de los días más felices en estos 25 años, el 24 de Noviembre de 1994, día en que se presentó la Banda Juvenil del Patronato, creada con todos los educandos de la escuela de música y la ayuda de algunos músicos de la Banda Titular por iniciativa de Juan Rojo (nuestro director) y Manuel Jiménez (por aquella época presidente del Patronato) y que tuvieron a bien encargarme a mí su dirección, desde entonces, hace ya unos años, son decenas de chicos y chicas los que han pasado por sus filas y numerosas las actuaciones que se han realizado, siendo las más representativas las colaboraciones en los Festivales de Bandas “Ciudad de Águilas”, su participación en Conciertos de Cine y Música, Música en Carnaval, Conciertos de Navidad, Ciclo de Conciertos de Verano, Conciertos de Santa Cecilia, Audiciones Fin de Curso, Desfiles Procesionales y para mi el más entrañable que es el llevar cada año el día de Nochebuena la felicitación musical del Patronato a la Residencia de Ferroviarios y al Hospital (reconocimiento merecido a las personas mayores), si no lo han visto nunca, les recomiendo que escuchen los villancicos y después que miren las caras, tanto de los niños como las de los mayores.

Por cierto, se me olvidaba, el primer pasodoble que interpretó la Banda Juvenil, también fue “La Batalla de Flores”. ¿Casualidad o tradición?…

*Texto escrito por D. Ginés Ramírez González